Club de fútbol la juventus; el sueño deportivo de la comuna 8

El sueño de triunfar, de salir adelante, de buscar nuevas expectativas de vida en un lugar ubicado en la ciudad de Medellín donde el conflicto armado ya tenía su espacio, ha sido el proyecto de una fonoaudióloga, su madre y su primo, quienes se propusieron buscar en el deporte una manera de educación para los niños de la comuna 8.

Fue entonces así como en Noviembre del 2013, se dio inicio a este equipo de Futbol llamado CLUB DEPORTIVO LA JUVENTUS, eran tan solo diez niños que participaron en un torneo local, pero fue tan grande el éxito, que Estefanía Cardona vio la necesidad junto con su primo Santiago Ramírez de impactar de manera social en cada una de las familias.

Estefanía quien trabajaba para la Fundación las Golondrinas en aquel tiempo, expuso el caso para que la fundación se solidarizara con aquellas familias vulnerables y, tuvieran un apoyo en donaciones para los niños y sus familias.

EL CLUB DEPORTIVO LA JUVENTUS tuvo tanta acogida en el sector que empezó a crecer de manera inmediata y en menos de un año ya contaba con 100 niños, fue tan sorprendente el aumento que ya las tres personas fundadoras del proyecto, no daban abasto y tuvieron que buscar técnicos voluntarios que les colaboraran en su sueño de educación.

Juan Fernando Hoyos uno de los Fundadores y presidente de la FUNDACION MANOS ABIERTAS PARA DAR, aparece en este gran proyecto con toda la disponibilidad para trabajar unidos y lograr hacer esas expectivas y sueños de los niños realidad; les ha brindado más herramientas que han permitido un mejor desarrollo para que los pequeños hagan su sueño realidad con un balón en sus pies.
El trabajo de Estefania Cardona, de su primo Santiago Ramírez, de su madre Olga Lucía Yépez y por supuesto de la FUNDACION MANOS ABIERTAS PARA DAR, se ve reflejado en la sonrisa de todas las familias que cuentan ahora no solo con una ayuda social, sino con la esperanza de que sus hijos crezcan siendo mejores personas.

El barrio ahora tiene una cara amable, el ambiente que se respira es diferente; el deporte ahora es el protagonista y los escenarios de miedo, dolor y muerte quedaron en el olvido. Ahora no importa edad, raza o profesión aquí lo que tiene validez, es que todos participan del futbol y que se han convertido en una gran familia, dejando de lado las armas y transformándolas en balones, uniformes y tribunas llenas de aliento, pero sobretodo llenas de Paz.

Cumplir metas, volverse profesional y convertirse en un gran futbolista como James o Falcao es lo que buscan la mayoría de los niños de la comuna 8, su mayor logro es jugar en el Deportivo Independiente Medellín o en el Atlético Nacional, Clubes de sus amores; de allí ser convocados a la selección Colombia, para así llegar a uno de los equipos Europeos como su paisano Juan Guillermo Cuadrado, y como no, si Cuadrado juega en la verdadera Juventus de Italia y acaba de quedar subcampeón de la Champion. “Eso es un sueño hecho realidad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *